Bosque Protector Palo Seco

DATOS IMPORTANTES

Superficie

Provincia/Comarca

Distritos

32,557 hectáreas

Veraguas - Los Santos

Mariato - Tonosí

Image module
Localización:

Extremo suroeste de la península de Azuero, sobre las costas del Pacífico panameño, en las provincias de Veraguas y Los Santos. Vía Los Santos- Ir en vehículo a Tonosí, de allí, ir a Cambutal y Puerto Buzos, donde un botero lo llevará hasta el caserío de La Tembladera. Vía Veraguas tome la carretera hacia Quebro y Arena. Luego transportarse en un vehículo 4×3 hasta los límites del parque.

Ubicada en el extremo sur de la Península de Azuero, este parque de 32,557 hectáreas protege la vida salvaje en una de las regiones agrícolas más devastadas de Panamá, Veraguas y Los Santos. La superpoblación, deforestación y las quemas propias de la estación, han contribuido al deterioro ecológico de las provincias centrales. Más de 30 especies de plantas endémicas han sido registradas aquí. Las Tablas, está a una distancia razonable.

Con una extensión de 32,557 hectáreas, de las que 23 mil se conservan con bosques, 4 mil pertenecen a la zona marina del extremo suroeste de la península de Azuero y 5 mil 500 que está trabajadas.

La zona se declaró Parque Nacional para proteger de forma urgente su área boscosa, la más importante de Azuero, que estaba siendo deforestada. Fue creado por el Decreto Ejecutivo No. 74 del 2 de octubre de 1984.

El parque, de origen volcánico, está formado por las rocas más antiguas del Istmo Panameño. El pico Cerro Hoya, con 1559 metros, es el más alto de Azuero.   Al límite sur del parque hay un gran hueco submarino llamado el Cañón de Azuero con más de 3,500 metros de profundidad a sólo 40 km del Cerro Hoya.

La desembocadura del río Ventana es subterránea y muestra una formación en la roca parecida a una ventana, de donde viene su nombre. Con más de 30 especies de plantas endémicas es el hábitat de muchas orquídeas. En el lugar habita la única población de pericos caratos existente en el país. Esta especie fue descubierta en 1979, por el ornitólogo panameño Francisco Delgado. En las playas de Cerro Hoya desovan tortugas marinas, como la carey, la tortuga verde y la baula. También en la costa se pueden ver ballenas, que usan el lugar como un corredor marino en sus migraciones hacia aguas más cálidas.